sábado, mayo 24, 2008

.....

No hay musa inspiradora. No aparece ni una minúscula parte en la cabeza, o si aparece, no inspira.

Difícil cuando se quiere escribir y no se puede.

1 comentario:

Jennifer Argáez U. dijo...

Esos momentos son en los que la cabeza descansa, dejála, ya vendrán cosas buenas para que las manos las escriban